Stablecoins: el nuevo boom en LATAM

Las stablecoins están diseñadas para tener un precio estable, esto las hace mucho más fáciles de usar para las transacciones diarias y se puede comprar o mantener sus ahorros en una stablecoin sabiendo que no perderá repentinamente su valor.

En teoría, si se crea una moneda que está ‘vinculada’ o unida a una moneda fiduciaria como el dólar estadounidense, el peso mexicano u otra moneda con un precio relativamente estable, se evitan las oscilaciones de precios. A partir de ahí surgieron cuatro tipos diferentes de monedas estables.

  • Fiat-garantizado: Estas monedas tienen una reserva real de la moneda fiat en una cuenta bancaria que les da valor. Las monedas más conocidas son el Tether (USDT), Binance USD (BUSD) y, un ejemplo muy reciente en México, es el MMXN de la empresa Moneta Digital. 
  • Garantía de productos básicos: Respaldado por un activo tangible como el oro, metales preciosos o incluso bienes raíces. Estas monedas tienen la capacidad de apreciarse con el tiempo a medida que aumenta el valor de los activos. Algunas interesantes son Digix Gold (DGX) respaldada por oro,  o Tiberius Coin (TCX) respaldada por 7 tipos diferentes de metales preciosos.
  • Crypto-garantizado: Respaldado por otras criptomonedas como Ethereum. Estas monedas están garantizadas en exceso para que puedan absorber las fluctuaciones en el precio. El más conocido es MakerDAO (DAI) que utiliza Ethereum como garantía. 
  • No garantizado: O monedas algorítmicas, estas están respaldadas por algoritmos que aumentan o disminuyen la cantidad de monedas disponibles para regular el precio. La más conocida fue Basis Coin, que cerró en 2018 debido a problemas regulatorios. Algunos de los principales en el mercado hoy en día son Ampleforth (AMPL), Empty Set Dollar (ESD) y Dynamic Set Dollar (DSD).

En abril de 2021 a nivel mundial, las stablecoins tenían un valor de más de $50 mil millones de USD. Y los primeros en adoptarlas no fueron ni EEUU ni Canadá sino países como México, Argentina, Venezuela, etc. países que se enfrentan a fuertes regulaciones, problemas económicos o una rápida deflación de la moneda.

Después de la crisis monetaria de 2018 en Argentina. El peso argentino se derrumbó en casi un 40%. Durante 2019 y 2020, esto comenzó a extenderse a otras regiones de América del Sur y empeoró una vez que llegó COVID-19.

Ver más: ¿Por qué las stablecoins son el activo ideal en tiempos de crisis?

Para la persona común, cualquier cantidad de ahorros que tuvieran en Pesos Argentinos estaba perdiendo valor rápidamente. Si en enero contabas con $1,000 pesos, para marzo valían $700. Los ciudadanos estaban convirtiendo rápidamente sus Pesos en USD para proteger sus ahorros. Pero cuando las personas venden rápidamente su moneda por una moneda extranjera, el valor de su moneda local disminuye aún más.

Luego entraron en escena monedas estables como USDC, Tether y DAI, está última siendo relativamente desconocida en la región, razón que le ayudo a ganar popularidad. Era una manera fácil, cómoda y segura para que las personas cambiaran sus Pesos por algo estable.

En 2020, los volúmenes de comercio de monedas estables se dispararon. Entre marzo y mayo, MakerDAO vio el volumen de negociación del DAI cuadriplicado de $5 millones de USD por día a $20 millones por día. Las monedas estables en su conjunto cotizaban hasta 20 veces su volumen a finales de año. Las empresas que hacen negocios en América Latina comenzaron a aceptar Bitcoin y Tether como forma de pago.

“Ese impulso también se está trasladando a las nuevas empresas de blockchain y criptomonedas en la región, como TruBit, un exchange de criptomonedas mexicano diseñado para Latinoamérica, una de las pocas empresas cripto que en 2022 anunciará su ronda de levantamiento de capital (Fundraising), y que al momento es el único exchange en listar la stablecoin ligada al peso mexicano MMXN”, comentó Jorge López, Director de Desarrollo de Negocios de Moneta Digital.

Jorge López fue invitado por el gobierno de Chihuahua para el evento ‘Innovation Week’, que tiene por objetivo impulsar y fortalecer el ecosistema de innovación, tecnología y emprendimiento del Estado, con  expertos en temas de financiamiento Innovación y emprendimiento, esto será el próximo 15 y 16 de noviembre.

Las stablecoins marcan el comienzo de una nueva opción para aquellos que desean realizar transacciones a través de una moneda global, lo que permite el acceso de todos, pero especialmente de los no bancarizados, a los sistemas financieros del mundo. Crea un nuevo medio de intercambio que no está vinculado a un banco central y crea el potencial para el uso generalizado de las criptomonedas en nuestra vida cotidiana.

Donde quiera que haya desafíos económicos o regulaciones gubernamentales, el poder de la criptomoneda comienza a alcanzar su punto máximo. Llevándonos a un paso más cerca del futuro.