Startup ideó un software para e-commerce de materiales de construcción

El avance tecnológico y el impulso que le dio la pandemia a nuevos hábitos de consumo significaron un crecimiento exponencial del comercio electrónico.

El fenómeno no se reduce a los productos orientados al consumidor final, sino que también este auge impacta en los mercados B2B (business to business). En este escenario, uno de los que asoma con más fuerza es el de la venta de materiales para la construcción, algo impensable para concretar por Internet hasta hace pocos años.

La décima edición del Cybermonday, en noviembre del año pasado, dejó como resultado que la venta de materiales de la construcción se triplicó respecto de la edición anterior, donde los pisos, grifería y los productos para obra gruesa fueron los más requeridos. Sin embargo, el sector aún se encuentra por debajo de otros sectores en lo que refiere a la maduración de las ventas por Internet.

El principal desafío para este mercado pasa por comprender que los paradigmas tradicionales de ecommerce no sirven para el rubro“, introduce Maximiliano Pallotto, CEO de Vivienda Verde en el que ya se han integrado algunos de los principales fabricantes y distribuidores de la industria.

Pallotto recuerda que, a diferencia de otros segmentos, en materiales para la construcción es muy complicado y limitado procesar la compra online mediante el tradicional “carrito”, ya que aquí las operaciones no son tanto por productos sino por listados complejos de materiales, donde incluso productos de unas marcas interactúan con los de otra en sistemas constructivos multimarca.

“Una pared es un listado de muchos materiales como ladrillos, cemento, cal, arena, hierro, etc. Y a eso debe agregarse que arquitectos y constructores tienen un ciclo de venta mucho más largo que otros rubros y eso los obliga a presupuestar y re presupuestar infinitas veces antes de cerrar una obra“, agrega.

En ese contexto, los expertos de Vivienda Verde desarrollaron tecnología destinada a que fabricantes y distribuidores puedan tener su propio e-commerce con funcionalidades específicamente adaptadas a las particularidades de la actividad.

De esta forma, cada player que construye su e-commerce con la plataforma de Vivienda Verde ofrece a sus usuarios funcionalidades como la que permite armar un presupuesto para una obra en pocos clics, y guardarlo con actualización automática de precios y de stocks para el momento en que se lo requiera. Sólo en lo que va de 2022, han procesado algo más de 33.000 presupuestos en todo el país. 

Los sitios que se valen del software creado por los especialistas de Vivienda Verde disponen, además, de una herramienta exclusiva: el calculador de materiales. Un desarrollo simple e intuitivo en el que con unos pocos datos del proyecto como ancho, alto, terminaciones y colores, el sistema devuelve en segundos el presupuesto con las cantidades de cada producto y sus precios listos para comprar. Tienen calculadas más de 50 soluciones constructivas complejas, tanto de construcción tradicional, pisos, pinturas como de construcción en seco.

En materia de logística, el gran dolor de cabeza de todo e-commerce y sobre todo para este segmento, Vivienda Verde también ofrece una propuesta superadora.

“No se pueden entregar 10 bolsas de cemento por correo. Por eso tenemos desarrollado el software que le permite al distribuidor utilizar sus camiones para hacer las entregas de su e-commerce con todas sus reglas de logística, en las que puede combinar las distintas variables más utilizadas como pesos, volúmenes, cantidades, distancia y zonas de cobertura. Y para los materiales que sí se pueden enviar por correo, también tenemos integrados los principales operadores.  El matcheo automático y combinado de  todas estas opciones permite que el sistema le muestre al usuario final cuánto le van a costar sus materiales puestos en obra en tiempo real, el sueño de cualquier arquitecto“, Explica Jorge Venzon, socio y Chief Technology Officer en Vivienda Verde. 

La idea en este punto es que el corralón ofrezca a sus clientes una experiencia de compra no solo similar, sino superadora con respecto a la que hacen en su local. Hoy la tecnología permite hacerlo“, suma Pallotto. 

Ver más: Coworking brinda soporte logístico para los nuevos emprendedores

Para los creadores de la startup, su característica principal, o la que le da más relevancia a las otras, es la total especialización en el mercado de la construcción. Esto hace que cualquier marca puede montar su sitio en 40 días, ya que el principal y más arduo trabajo de un e-commerce, que es catalogar los productos, ya viene dado por la plataforma, que tiene 14.000 productos de los principales fabricantes ya catalogados para que cada distribuidor o vendedor tilde simplemente los que quiere vender.

“Tenemos la mejor solución de software para quien quiera hacer e-commerce de materiales para la construcción. Cada distribuidor o corralón que hace su sitio web con nosotros tiene desde cero el mejor proceso de compra para sus clientes, validado por más de 15.000 usuarios activos del rubro. Conocemos tan profundamente el mercado que sabemos que sus márgenes son exiguos, por esto nos hemos conectado directamente con las tarjetas de crédito para que el distribuidor pueda procesar los pagos con la tasa más baja del mercado, tal como si la venta se realizará en su mostrador. Y además de desarrollar su propio canal digital, el distribuidor automáticamente suma otros canales como el marketplace de Vivienda Verde y, si lo desea, el sitio del fabricante cuyos productos vende“, detalla Venzon.

Con inicio de operaciones en mayo del año pasado, Vivienda Verde ya logró que 15 marcas, entre distribuidores y fabricantes, realizarán su ecommerce con la plataforma, una cifra que espera elevar a 50 antes de que concluya 2022. Ya ha sido adoptada para el desarrollo de su negocio digital por multinacionales como Saint Gobain o firmas nacionales como Sinteplast, Grupo Amafren, Tersuave o Grupo Estisol.

La propuesta de valor de Vivienda Verde es win win por partida triple. Los arquitectos y constructores obtienen la más pura experiencia de usuario, donde en tres pasos pueden presupuestar, cotizar y disponer el envío de los materiales que necesiten para una obra completa o refacción.

Los distribuidores, en tanto, adoptan una solución específica para satisfacer las demandas de experiencia de sus clientes con mayor capacidad de recompra, ampliando sus canales digitalmente.

Los fabricantes, por su parte, pueden integrar en su sitio a toda su red de distribuidores. De esta manera cuando en el sitio web de un fabricante entra un usuario a cotizar un producto,  automáticamente el software geolocaliza al distribuidor más cercano del lugar de entrega con el precio al que lo tiene.

Cada distribuidor maneja precio, stock, facturación y entrega del producto, sus promociones, y pueden integrar todo su catálogo,  no solamente el de  los productos del fabricante determinado al que le distribuye. Y todo eso se sincroniza en todos los sitios del ecosistema.

El modelo de negocio de Vivienda Verde se basa en el cobro de un fee mensual por el uso de la plataforma más un 1% de comisión por transacción, un porcentaje exiguo que recoge la particularidad de un sector caracterizado por mover grandes volúmenes con poco margen.

El desarrollo del software llevó dos años de trabajo, en una tarea mancomunada de arquitectos y desarrolladores, que materializaron una idea que nació de la propia experiencia de Pallotto como vendedor de materiales de la construcción, potenciado por su condición de “apasionado de la tecnología”.

Vivienda Verde se fundó y desarrolló en forma autofinanciada con aportes de sus socios. A finales de agosto ya tienen confirmada una primera ronda de contactos en España e Italia, en el marco de un plan de internacionalización que también incluirá México en 2023.

“Estamos trabajando para cambiar la industria“, asegura Pallotto, a la vez que advierte que la expansión y mejora del e-commerce en la venta de materiales de construcción acelerará la transformación digital de todo el ecosistema constructor, con sus efectos en la mayor eficiencia de los proyectos.