Telecomunicación como servicio: La próxima revolución del retail en América Latina

Por: Nicolas Girard, CEO, OXIO

Grandes retailers mexicanos y compañías globales de entrega ya están impulsando la experiencia de sus clientes y asociados a través de servicios de comunicaciones y datos.

El retail aceleró su digitalización durante la pandemia. De acuerdo con el estudio 2022 de la Asociación Mexicana de Ventas Online, las ventas derivadas del comercio electrónico a nivel nacional alcanzaron los $401.3 mil millones en 2021, un 27% de incremento comparado con el valor registrado en 2020. Según esta investigación, el 98% de los consumidores utiliza su teléfono inteligente para hacer compras en línea.

Esta tendencia se replica en otros países de la región y coloca al teléfono celular en el epicentro de la estrategia de marketing del retail, especialmente luego del auge digital generado a raíz del COVID-19. Por ello, las marcas están buscando ir un paso más allá, con el objetivo de garantizar una interacción constante con sus clientes potenciales a través de su principal vía de interacción social.

Las telecomunicaciones como servicio (Telecommunications-as-a-Service, TaaS por sus siglas en inglés), que permiten que cualquier empresa o marca se convierta en un operador de telefonía móvil sin ningún costo o complejidad, así como los dispositivos móviles, serán clave en el desarrollo de estrategias innovadoras de engagement y lealtad. Se trata de ofrecer conectividad en cualquier momento, en cualquier lugar, manteniendo una interacción continua con la marca que favorece las tasas de conversión y la gestión de programas de lealtad más completos.

OXIO, la plataforma pionera de TaaS, empodera a las empresas para crear su propia experiencia móvil de forma inmediata. Su solución de “marca blanca” totalmente personalizable hace posible que las organizaciones ofrezcan servicios integrales de operadores móviles, con una moderna interfaz de usuario y habilitada a través de APIs, que permite además la integración con otras soluciones de inteligencia de negocio.

Ver más: Telecom ofrece la solución monitoreo de activos a ECOSAN

En México, mayoristas de bienes de consumo y compañías de entrega ya están utilizando la plataforma para conectar con sus clientes y asociados, abriendo las puertas a un canal de comunicación directo con sus usuarios y optimizando sus planes de fidelización con un enfoque personalizado, utilizando los datos móviles como moneda de recompensa.

Esta solución, además de los atractivos comerciales, también ofrece un servicio de mejor calidad. OXIO tiene cobertura de mayor alcance pues se conecta simultáneamente a la infraestructura de múltiples operadores (multicarrier), proveyendo entonces un servicio más completo. Por ejemplo, una de las compañías de entregas a domicilio más conocidas en Latinoamérica utiliza la tecnología de OXIO para ofrecer conectividad a sus socios repartidores, logrando así un mayor tiempo de permanencia en su plataforma, un aumento en sus transacciones por día y, por si fuera poco, datos e inteligencia de negocio que le permiten mejorar de forma significativa su competitividad.

Por su parte, una cadena mexicana de tiendas departamentales aprovecha su alianza con OXIO para ofrecer conectividad a sus clientes a bajo costo, mientras obtiene datos contextuales que le permiten aumentar la interacción, fidelización y tasas de conversión.

Este enfoque de convertir a las marcas en proveedores de servicios móviles está revolucionando la industria de las telecomunicaciones. La inteligencia de negocio que se obtiene derivada de esta conexión directa con el consumidor abre las puertas a un mundo de posibilidades para aumentar la competitividad, explorar nuevas líneas de negocio, bajar costos y facilitar la conversión digital. La perspectiva a largo plazo es positiva, OXIO ya ha recaudado un total de 65 millones de dólares hasta la fecha y planea expandirse a Estados Unidos y Brasil en los próximos meses, con la visión de hacer más accesible la conexión para los usuarios y favorecer el desarrollo de nuevas verticales de ingresos para las industrias.