¿Por qué Telefónica estaría cambiando su proveedor de 5G?

Una información del diario español Expansión asegura que Telefónica ha adquirido al suministrador sueco Ericsson equipos para su red 5G en España que se utilizarán para sustituir material de la firma china Huawei ya instalado previamente.

Telefónica destinará los nuevos equipos a avanzar en el despliegue de su red 5G SA (autónoma), que debería comenzar a lo largo de 2022. El actual servicio de 5G, que abarca el 80% de la población española, se presta combinando las tecnologías 5G NSA y DSS. Los nuevos servicios 5G SA irán destinados al mercado empresarial, mediante tres casos de uso iniciales: guiado automático de vehículos robotizados en almacenes, sistemas de mantenimiento remoto asistido con gafas de realidad aumentada y drones de vigilancia.

Ver más: Telefónica cierra pacto con sindicatos para plan de bajas

La operación con Ericsson, confirmada posteriormente a Reuters por una fuente no identificada de Telefónica, se enmarca en la estrategia de diversificación de aprovisionamiento que la operadora emprendió en 2019, coincidiendo con el incremento de la tensión geopolítica entre EEUU y China, centrada en Huawei, el mayor suministrador mundial de equipamiento de telecomunicaciones, si bien en aquel momento Enrique Blanco, el director de tecnología de Telefónica, aseguró que los motivos de la decisión no eran políticos sino “puramente técnicos”.

Las informaciones citadas no especifican el volumen de equipos que Telefónica ha adquirido a Huawei ni en qué fecha se llevó a cabo la compra.

Telefónica ya encomendó a Ericsson el despliegue del núcleo de la red 5G de su filial alemana O2. En paralelo, Telefónica está llevando a cabo pruebas de la arquitectura Open RAN con el suministrador japonés NEC en sus cuatro mercados principales, con el objetivo de tener activos 800 emplazamientos de esta tecnología entre España, Alemania, Reino Unido y Brasil a lo largo de este año.