¿Tienes pensado comprar un auto? No dejes a la ligera esta decisión, considera estos puntos

Estamos terminando el primer trimestre del 2023 y la incertidumbre económica persiste en todos los sectores. La industria automotriz no es la excepción, el sector se enfrentó a la escasez de semiconductores, los problemas en las cadenas de suministros que mermaron la producción de autos, aunado a la inflación que obligó a las instituciones financieras a ajustar sus tasas de interés.

Frente a este escenario, la mayoría pensaría en una recuperación lejana, sin embargo, el sector automotriz presenta signos de mejoría. De acuerdo con datos reportados por el INEGI, la venta de autos en México repuntó este año a 28.03% en febrero a tasa anual, un total de 101,911 unidades comercializadas, 22 mil 313 vehículos más que el año anterior.

Las actividades comerciales retoman su camino poco a poco y el interés por adquirir un coche siempre va a existir en mayor o menor medida. Si tienes pensado comprar un automóvil este 2023, recuerda que se trata de un crédito a largo plazo, ¡no tomes a la ligera la decisión! y revisa los Sí y los No, que la plataforma digital de soluciones financieras Creditas te detalla para tener un  panorama más completo al solicitar un financiamiento.

Los Sí

●  Sí revisar tu presupuesto. Este punto es básico al momento de comprar cualquier bien. Analiza tus ingresos y gastos fijos con detenimiento y ajusta tu presupuesto mensual, así podrás destinar una cantidad al crédito automotriz sin desequilibrar tu economía, si es necesario, puedes recortar algunos servicios no indispensables.

●  Sí realizar una investigación del auto que deseas. Cuando pensamos en comprar un coche, se nos viene a la mente un modelo nuevo, pero con los cambios económicos que estamos viviendo es necesario voltear a ver otras alternativas como los autos seminuevos, puedes escoger modelos de alta o media gama con precios más accesibles, o darle una oportunidad a un auto híbrido, aunque el costo puede ser más elevado tienen ciertos beneficios fiscales que te ayudarán, por ejemplo, están exentos del pago de verificación, tenencia y el Impuesto Sobre Automóviles Nuevos.

●  Sí considerar el tipo de tasa de interés fija o variable. Con los aumentos en la tasa de referencia es crucial que conozcas cuál es la diferencia entre cada uno, ya que este interés se verá reflejado en tus mensualidades. En un crédito a tasa fija el porcentaje a pagar se mantendrá sin cambios durante el tiempo del financiamiento, por el contrario, si la tasa es variable el interés puede modificarse conforme a los movimientos del mercado.

●  Sí buscar distintas opciones de financiamiento. Solicitar un crédito no es una opción sólo para autos de agencia, algunas compañías pueden prestarte para coches que se venden por distintos proveedores, recuerda investigar  la entidad financiera y que esté debidamente registrada ante el Sistema de Registro de Prestadores de Servicios (SIPRES), CONDUSEF y PROFECO. “Cuidar las finanzas personales es importante para no tener un sobreendeudamiento, no quedarse con la primera opción brindará alternativas que se ajusten a las capacidades de compra de cada persona; en la actualidad, contamos con opciones de crédito para ventas entre  particulares y tenemos una alianza con Mercado Libre para compra en línea, esto con la meta de que más personas puedan acceder a un crédito a la medida de sus necesidades financieras”, señaló Gabriela Rolón Country Manager de Creditas.

Ver más: Ciberseguridad: Medidas preventivas hoy que nos ayudarán mañana

Los No

●  No sólo te fijes en la tasa de interés, revisa el CAT. Adicional a revisar el tipo de tasa, una herramienta que te ayudará a tener un mejor visión del préstamo es el Costo Anual Total (CAT), se expresa como porcentaje anual y es un indicador del costo total del financiamiento, es decir, te ayudará a conocer cuánto pagarás al final, en él se encuentran todas las comisiones del crédito; de esta manera podrás realizar una mejor comparación entre los préstamos para elegir el que vaya acorde con tus necesidades y capacidad de pago.

●  No descartes un fondo para el enganche. Este porcentaje de dinero del precio total del auto que se entrega al iniciar el trámite de compra, se vuelve un factor relevante en el crédito pues se utiliza para reducir los pagos, si tienes la oportunidad, junta un poco más del enganche solicitado esto podría mejorar de manera considerable el monto mensual que pagarás.

●  No sólo te quedes con el pago de la mensualidad. Considera los otros gastos que se suman al tener un auto, como: placas, seguro, impuestos, gasolina, mantenimiento, licencia, entre otros. Estos pagos los debes de contemplar en tu presupuesto y reservar cierto dinero para ellos.

Date tiempo para analizar cada opción de financiamiento que hay en el mercado e infórmate bien de las características de cada auto. Recuerda que el crédito se debe utilizar de forma responsable y en una situación de incertidumbre económica lo mejor es conocer cómo se encuentran las finanzas personales para tomar la mejor decisión de compra.