Tránsito inteligente: la clave en la prevención de accidentes

Según datos recientes de la Organización Mundial de la Salud, aproximadamente 1,3 millones de personas mueren como resultado de accidentes de tráfico cada año, lo que le cuesta a la mayoría de los países aproximadamente el 3% de su Producto Interno Bruto (PIB). 

Casi el 93% de las muertes en las rutas del mundo ocurren en países de ingresos bajos y medianos, a pesar de que estos países tienen alrededor del 60% de los vehículos del mundo.

La OMS sugiere que una intervención eficaz para abordar los problemas del tráfico es diseñar infraestructuras más seguras e incorporar tecnología de seguridad vial en la planificación del transporte: por este motivo las soluciones inteligentes para el manejo del tránsito han adquirido un rol fundamental para ayudar a garantizar la seguridad vial.

La utilización de cámaras de videovigilancia avanzó un paso más allá: no solo permite ver los hechos una vez ocurridos sino que actualmente se utilizan también para prevención.

“Además de cruce del semáforo en rojo, hoy se monitorean los cambios bruscos de carril, el desobedecimiento de las señales de tránsito, el estacionamiento en carriles para bicicletas, el uso del teléfono mientras se conduce, el cinturón de seguridad desabrochado, ocupar carriles de emergencia, etc.” comentan desde Dahua Technology, fabricante líder en soluciones de videovigilancia.

Ver más: Pickup de Tesla podrá girar como un tanque de guerra

El monitoreo inteligente del tránsito también permite detectar camiones grandes que están prohibidos en el área monitoreada (“zona roja”) según el peso y la dimensión, así como el período de tiempo específico. 

Y por supuesto, el exceso de velocidad: la causa de accidentes más predominante. En los países de ingresos altos, el exceso de velocidad provoca aproximadamente el 30% de las muertes relacionadas con el tráfico, mientras que representa aproximadamente el 50% de las víctimas en los países de ingresos medianos.

Las cámaras equipadas con tecnología de reconocimiento automático de patentes (ANPR) capturan tanto el número de matrícula como el tiempo desde el principio hasta el final de la zona de detección. Luego, la información se transfiere a la plataforma DMSS para evaluar la velocidad promedio de cada vehículo que pasa. La distancia recomendada es de 2 a 5 km, lo que arroja una tasa de precisión del 99,8%. El margen de error disminuye a medida que aumenta la longitud de la zona de detección.

“En nuestro caso tenemos una solución que admite el seguimiento múltiple de hasta 6 vehículos al mismo tiempo, con un rango de detección de 3 a 100 my un rango de monitoreo de hasta 4 carriles. Y para escenarios que requieren detección de larga distancia, ofrece una cámara de tráfico de doble lente de 28MP con una distancia de monitoreo de hasta 80 metros” finalizan.