Una innovadora aplicación de movilidad llega a la Argentina

inDriver, la aplicación de transporte de pasajeros, con presencia en más de 600 ciudades de 42 países alrededor del mundo, llegó a la Argentina para hacer la diferencia. Con la clara visión de ofrecer a las comunidades el acceso a un servicio de transporte privado a un precio justo, la app de movilidad facilita la conexión entre pasajeros y conductores y permite que negocien la tarifa del viaje en cuestión de segundos.  

La singularidad de inDriver es que su software no se basa en algoritmos preestablecidos para calcular la tarifa de acuerdo a la demanda y/o asignar un conductor de manera automática. ¿Cómo funciona? Al ingresar a la app, el pasajero especifica la ruta y el monto que está dispuesto a pagar. En base a esta información, distintos conductores aceptan o contraofertan su propuesta y es el usuario el que termina por aceptar alguna de las ofertas recibidas. Con esta modalidad, y a diferencia de otros servicios, ofrece total libertad para negociar y decidir; el pasajero puede optar por la opción más conveniente (ya sea por precio, cercanía, tipo de vehículo u otras variables que tenga en cuenta) y el conductor también puede decidir si el viaje le resulta rentable o no ya que tiene acceso a la información completa del trayecto y de la tarifa ofertada. 

“Estamos muy entusiasmados de esta llegada a la Argentina ya que creemos que tenemos un diferencial muy importante que ofrecer: la opción de optar por un precio justo. Asimismo, venimos hace mucho trabajando para lograr una app inclusiva que integre a transportes privados tanto como particulares y resultó muy valorado en nuestra llegada al país. Esperamos que el crecimiento que venimos logrando en Latinoamérica se refleje también en Argentina”, explica Gilberto Arteaga, Senior Team Leader para Drivers Operations Latin America.

Ver más: La revolución de la “Última Milla”

inDriver suma otras particularidades que la distinguen. La aplicación de movilidad admite tanto a vehículos privados como a taxis al momento de completar el formulario de registro. Resulta un medio de transporte seguro, ya que un equipo de verificación especializado analiza que cada solicitud cumpla con los requisitos de admisión y establece filtros de seguridad a partir de los datos que proporcione quien quiera ser prestador del servicio (información personal e imágenes de su DNI, licencia de conducción, tarjeta de circulación, póliza de seguro, entre otros). Asimismo, cuenta con un sistema de calificación y un botón llamado “Línea Segura” que se activa al momento de comenzar un viaje para establecer el contacto con la policía en caso de ser requerido.

La Ciudad de Buenos Aires no es la primera en contar con este servicio en Latinoamérica. La compañía mantiene operaciones en 17 países de la región, incluyendo a Argentina, Colombia, México, Brasil, Ecuador, Nicaragua, El Salvador, Guatemala, Costa Rica, República Dominicana, Panamá, Honduras, Bolivia, Paraguay, Chile, Perú, Paraguay y Jamaica. Si bien su sede principal se encuentra en Mountain View (Silicon Valley, California), inDriver ha sabido expandirse alrededor del mundo y posicionarse como una alternativa justa entre los servicios de transporte privado de pasajeros. Fundada en 2013, y con presencia en 42 países, la aplicación cuenta con más de 120 millones de descargas. Con su llegada al mercado nacional, los argentinos podrán sumarse a la comunidad de usuarios que ya supera los 100 millones. “Impulsados por la transparencia, damos mayor participación y libertad de elección a los pasajeros y a los conductores; esta es nuestra diferencia y lo que venimos a ofrecer”, concluyó Gilberto Arteaga.