Vodafone apunta a mejorar la localización en Internet de las Cosas

El grupo Vodafone ha explicado sus planes para empezar a probar una tecnología de posicionamiento por satélite desarrollada en colaboración con el especialista Topcon Positioning Group. La utilizará para reforzar la plataforma V2X (comunicación entre vehículo y todo tipo de infraestructuras) que presentó a principios de este año, así como otros servicios de localización de dispositivos de Internet de las Cosas.

Ambas firmas trabajan en una configuración que permite localizar dispositivos de Internet de las Cosas con una precisión de pocos centímetros, en lugar de metros, mediante los sistemas globales de navegación vía satélite (GNSS en sus siglas inglesas). Vodafone asegura que está contactando con clientes de Alemania, España y Reino Unido para iniciar las pruebas a lo largo de este mismo mes.

Topcon aporta una tecnología que corrige las imprecisiones de las señales GNSS mediante instalaciones terrestres y Vodafone una configuración de módulo único para todos los mercados.

Justin Shields, director de Plataformas y Soluciones Empresariales de Vodafone, explica que las dos empresas proporcionarán “conexiones cruciales” para servicios emergentes, como son “los coches autónomos y la maquinaria conectada”. La colaboración con Topcon “complementa los productos actuales [de la empresa] para rastreo de activos y telemática de flotas”.

Ver más: GSMA allanará el camino para las tecnologías de IoT celular

Al tiempo que cita las ventajas potenciales del sistema de corrección de GNSS de Vodafone para los diversos de Internet de las Cosas, también destaca el servicio de V2X denominado Safer Transport for Europe Platform (STEP, plataforma de transporte más seguro para Europa) como un objetivo clave.

Vodafone presentó STEP en marzo y se está preparando para incluirlo en sus servicios para la automoción antes de que finalice el año en curso.

Por su parte, Ian Stilgoe, vicepresidente de la unidad de Negocios Emergentes de Topcon, explica que la colaboración entre ambas firmas aportará la “precisión que necesitan” los servicios V2X “para contribuir a la mejora de la seguridad vial”. Dicho enfoque también mejorará la información posicional en “muchas otras aplicaciones de conducción autónoma”, como por ejemplo “drones, robots de reparto y ponibles para sistemas de seguridad”.