Xiaomi no da respiro a sus rivales

  • Por
  • 05/01/2015

Xiaomi es uno de los fabricantes de teléfonos inteligentes que más está creciendo a nivel mundial. De origen chino, la empresa no deja de generar iniciativas que la han posicionado como una de las compañías del sector tecnológico más valorada en el mercado internacional.

En su país, logró superar a la surcoreana Samsung, número uno en venta de estos dispositivos a nivel global. Y el año pasado también logró posicionarse como el tercer fabricante en todo el mundo, en parte gracias a su éxito en su país, el que representa el 37% del mercado total de smartphones.

Durante el 2014, la empresa triplicó sus ventas, llegando a los 61,12 millones de smartphones vendidos, según informó la agencia oficial Xinhua. Además, en cifras aumentó un 227% sus ventas con respecto a las de 2013, situándolas en US$12.000 millones.

En un nuevo golpe para la competencia, obtuvo una nueva inversión de capital de riesgo, la mayor que ha conseguido hasta el momento, con lo que logró una inyección de US$1.100 millones, colocando su valoración en US$45.000 millones.

Esto la convierte en la start-up tecnológica de mayor valor y en una de las más valoradas de todo el sector tecnológico a nivel internacional: Xiaomi tiene ahora un valor de casi tres veces el de Lenovo, nada más ni nada menos que el número uno a nivel mundial como fabricante de PC, y hasta sobrepasó en cuatro la valoración por US$ 10.000 millones que obtuvo durante su última ronda de financiación en 2013.

[blockquote author=”Lei Jun, CEO” align=”right” quotes=”yes”]Dentro de cinco o 10 años, tenemos la oportunidad de convertirnos en la compañía número uno de teléfonos inteligentes en el mundo[/blockquote]

Estas acciones de la empresa son generadas a partir de una estrategia que le está permitiendo crecer de manera significativa, en donde el modelo de negocios es la clave. Según dijo el mismo fundador de la compañía, Lei Jun, su modelo de negocios “es similar al de Amazon. Vendemos nuestros equipos online y nuestro margen de ganancia es bastante bajo. Nuestros precios son un tercio de los de Apple“.

A partir de esta nueva ronda de financiación, en la que intervienen empresas como All-Stars Investment, la firma de inversión rusa DST Global y Yunfeng Capital, firma cercana al presidente ejecutivo de la junta de Alibaba Group Holding, Jack Ma, la prueba será si podrá cumplir las altas expectativas que han depositado los inversionistas sobre ellos.

Hasta el momento, Xiami ha hecho hincapié en precios más asequibles que le ha permitido llegar adonde está hoy, y con lo que esperan seguir expandiéndose. Incluso rivales como Huawei están comenzando a copiar este modelo de negocios, con terminales más económicas para llegar a un mercado más amplio.

Hoy se encuentra en siete mercados asiáticos, y estima que para este año se sumaron nuevos lugares para comercializar sus productos en el extranjero, en donde México, Brasil, Tailandia, Rusia, Indonesia y Turquía podrían ser algunos de ellos.

Todo esto detrás de un gran sueño: convertirse en el fabricante número uno a nivel mundial en los próximos 5 a 10 años, como lo dijo Lei en noviembre del año pasado. “Creo que nadie pensó hace tres años, cuando Xiaomi lanzó su primer teléfono, que podría convertirse ahora en el tercer jugador más grande… Dentro de cinco o 10 años, tenemos la oportunidad de convertirnos en la compañía número uno de teléfonos inteligentes en el mundo”.

Su fuerte crecimiento desde que sacó su primer celular, a mediados del 2011, hasta ahora deja entrever grandes expectativas para que esto se concrete, aunque seguramente Samsung y Apple, los dos que hoy lo superan, no se quedarán de brazos cruzados para ver qué pasa.